Las Vitaminas (1 de 2)

Las Vitaminas son substancias químicas indispensables para la vida y que nuestro organismo no puede sintetizar por si mismo.

Nuestro organismo es capaz de sintetizar la Vitamina D en la piel, con la ayuda del sol y se pueden formar pequeñas cantidades de vitaminas K, B1 y B12 en la flora intestinal pero en cantidades insuficientes.

Hasta principios del siglo XX había determinadas enfermedades que no tenían ni cura ni explicación. A día de hoy sabemos que se trata de enfermedades producidas por desequilibrios en las vitaminas en nuestro organismo.

En la actualidad se sabe que nuestro organismo necesita de determinados niveles de las 13 vitaminas para su correcto funcionamiento. Ya que la fuente principal de vitaminas es la alimentación es importante que tengamos una alimentación rica y variada.

Las principal fuente de vitaminas son las frutas y verduras por lo que debemos comer suficientes y variadas. Por otra parte, cuanto menos las preparemos mejor, en el congelado, las temperaturas elevadas, el almacenamiento prolongado o la exposición al aire puede disminuir las cantidades de vitaminas, por eso es recomendable preparar las frutas y verduras lo menos posible y justo antes de su ingestión.

Tipos de Vitaminas

Clasificamos las vitaminas en función de si se pueden disolver en agua o en aceite, ya que ello va a marcar la capacidad de nuestro organismo para almacenarlas.

Vitaminas hidrosolubles

Las vitaminas hidrosolubles, como su propio nombre indica, pueden disolverse en agua. Las vitaminas hidrosolubles son la vitamina C y el grupo B.

Al ser solubles en agua, el exceso se elimina con la orina, con lo que no podemos envenenarnos con ella pero el organismo no puede almacenarlas, por lo que es necesario que las tomemos frecuentemente.

Vitaminas liposolubles

Las vitaminas liposolubles no se disuelven en agua, pero si en grasas lo que permite que el organismo las almacene en sus tejidos grasos. Esto puede llevar a excesos de vitaminas.

Las vitaminas liposolubles son la A, la D, la E y la K.

Falsas Vitaminas

La investigación sobre las vitaminas se desarrollo a lo largo de unos treinta años a principios del siglo XX.

Algunas de las sustancias que fueron clasificadas en un principio como vitaminas después se descubrió que realmente no lo son.

No se descarta que se puedan descubrir otras vitaminas con el tiempo y la investigación.

Vitamina B8

Los humanos podemos fabricar el inositol que necesitemos, no así algunos insectos y bacterias, para los que si es una vitamina.

Vitamina B10

El ácido para-amino benzoico, mas conocido por sus siglas PABA es sintetizable por el organismo y no se trata de una vitamina.

Vitamina B13

El ácido orótico o ácido primidinecarboxilico, aunque necesario para el organismo, podemos sintetizar las cantidades necesarias.

Vitamina B15

El ácido pangámico está presente en todas las semillas y no presenta ninguna función en nuestro organismo.

Vitamina B17

La Amigdalina es una sustancia tóxica que desprende cianuro al llegar a nuestro estómago

Vitamina F

Lo que en un principio se pensó que era una vitamina se trata, realmente, de dos ácidos grasos, linoleico y linolénico, que aunque tampoco podemos sintetizarlos y son necesarios para nuestro organismo no son vitaminas.

En la próxima entrada analizaremos cada una de las vitaminas.

 

Publicado en Alimentación, Estilo de Vida y etiquetado .

Deja un comentario