Herbolario A Semente

Las Algas, ese gran desconocido en occidente.

No todos los vegetales crecen en la tierra. Durante demasiado tiempo hemos ignorado la gran cantidad de nutrientes que pueden aportarnos las algas.

Las algas son un alimento milenario en la cultura oriental que a penas empezamos a descubrir en el mundo occidental.

Los beneficios de las algas para nuestra salud son, como veremos, variados e impresionantes pero necesitamos una pequeña ayuda para conocerlas e introducirlas en nuestra dieta.

Por otra parte las algas aportan unas texturas y sabores nuevas que van a enriquecer, no solo nuestro cuerpo, sino también nuestros platos.

Beneficios de las algas

1200px-Boiled_wakame

Wakame, imagen de Dominio Público

El responsable del sabor intenso, ligeramente salado característico de las algas, lo que comúnmente se conoce como que “saben a mar” es debido a las altas concentraciones de sodio que tienen.

Las algas son ricas en hierro y calcio, indispensables para el crecimiento y el desarrollo y la formación de huesos y músculos.

También son un antioxidante natural.

Son ricas en Vitaminas A, B2, B5, B9, C, K y E en Zinc, selenio, magnesio, Manganeso, Cobre y Fósforo.

Algunas algas, concretamente la espirulina y la Nori son ricas en Vitamina B12, indispensables para el funcionamiento hígado y riñones y un déficit habitual en personas que van abandonando la alimentación a base de carne y productos animales, que son las fuentes habituales de B12 para nuestro organismo

Son ricas en yodo, imprescindible en nuestro organismo para el metabolismo de las grasas, el buen funcionamiento de la glándula tiroides y la agilidad mental.

Aunque los nutrientes predominantes en las algas son los carbohidratos, las algas también representan un aporte importante de proteínas.

Ricas en fibra, las algas favorecen la digestión y depuran nuestro aparato digestivo. Regulan el nivel de Colesterol gracias a sus niveles de fitoesteroles. Una dieta rica en fibra ayuda a controlar la diabetes de tipo 2 y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Con su gran capacidad de absorción son capaces de ayudarnos a eliminar los metales pesados de nuestro organismo.

El poco valor calórico de las algas las hace especialmente útiles en la alimentación de los que quieren controlar su peso. Por si esto no fuera suficiente, favorecen el metabolismo.

Las algas también nos aportan carotenoides (luteina y zeaxantina), ácidos fenoleicos (Taninos) y Flavonoides (catequinas).

El Ácido Algínico previene las diarreas.

El fuicoidan, los beta glucanos y fucanos, presente en algunas algas, ha demostrado ser muy útil en la prevención y la lucha contra el cancer, especialmente el de mama.

La Clorofila esta presente en todos los organismos capaces de realizar la fotosíntesis y, de hecho, La alga chlorella, es el alimento con mayor porcentaje de clorofila del planeta y aunque siempre se ha considerado el Amazonas como el pulmón del planeta, las responsables de la producción del 70% del oxigeno que respiramos son las algas.

Límpian y oxigenan la sangre.

Las algas tienen propiedades anti coagulantesinflamatorias y anti virales.

Una de las propiedades mas interesantes de las algas es su propiedad alcalinizante, que nos ayudara a controlar el pH de nuestro organismo y así combatir todos los problemas asociados a un organismo ácido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: