Herbolario A Semente

La receta de los miércoles: Risoto de Algas y Langostinos

Como hemos visto estos días, las algas son muy nutritivas y muy fáciles de incorporar en nuestra alimentación. Hoy vamos a preparar un delicioso risoto de algas y langostinos.

Es muy fácil encontrar multitud de recetas de risoto que para añadir cremosidad añaden mantequilla, queso parmesano y/o nata. Nosotros hemos preparado un meloso risoto sin ninguno de estos tres elementos.

Ingredientes:

Para dos personas hemos empleado:

  • 20 langostinos medianos.
  • 1 Cebolla grande.
  • Clavo.
  • Laurel.
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.
  • 2 tazas de arroz bomba.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Cuatro cucharadas de alga Nori en copos.

Hemos utilizado arroz bomba, aunque los hay especiales para risoto este es perfecto para este cometido.

El Caldo

Langostinos_cocidos

Langostinos Cocidos, por Basotxerri con Licencia CC

Para preparar el caldo de langostinos ponemos a cocer en dos litros de agua con media cebolla, el clavo y el laurel. En cuanto empiece a hervir añadimos los langostinos y salamos.

Los langostinos estarán listos en cuanto el agua empiece a hervir de nuevo. Los retiramos pero dejamos el caldo cociendo. Para que los langostinos queden en su punto necesitamos cortar la cocción para lo que los introducimos en hielo o dentro de una bolsa en el agua corriente.

En cuanto los langostinos estén manejables los pelamos y añadimos las cáscaras y cabezas al caldo que todavía está en el fuego. Lo dejamos cocer durante media hora.

Una vez el caldo con las cabezas y cáscaras de los langostinos está le metemos un poco la batidora, para que estas últimas suelten todo el jugo, lo colamos y tenemos el caldo preparado.

Es importante que no dejemos enfriar el caldo, sino al añadirlo después al arroz nos lo va a enfriar y retrasar mucho el proceso.

El Arroz

Nori

Alga Nori, por Alice Wiegand, con Licencia CC

La clave de cualquier risoto es usar un buen arroz, añadir el caldo poco a poco y revolver continuamente, para que el arroz suelte todo el almidón.

Cortamos muy fina la media cebolla que nos queda y la sofreímos en un poco de aceite de oliva en una paellera o sartén grande. Una pota ancha también valdrá.

En cuanto la cebolla se empieza a poner transparente y dorada añadimos el arroz y mezclamos bien para que se quede completamente cubierto de aceite. A partir de este punto tenemos que revolver constantemente el arroz.

Antes de que el arroz empiece a tostarse lo cortamos con medio vaso de vino blanco y seguimos revolviendo.

En cuanto el arroz absorba el vino añadiremos el primer vaso de caldo de langostinos. Seguimos revolviendo a fuego medio y dejamos que el arroz se haga y absorba el caldo. Vamos a tener que añadirle en total cinco o seis vasos de caldo, uno detrás de otro, después de que haya absorbido el anterior.

Es un proceso lento, pero añadir poco a poco el caldo y revolver todo el tiempo es la clave para que el arroz quede meloso.

Con el quinto vaso de caldo añadimos las algas. Al tratarse de alga Nori no hace falta rehidratarla primero. Si queremos usar otra alga hay que atender a sus indicaciones de preparación.

Con el sexto vaso añadimos también un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y seguimos revolviendo.

Con el sexto vaso probaremos de sal y añadiremos mas si hace falta.

Al final nos queda un arroz delicioso y muy meloso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: