Herbolario A Semente

La Chia

Ya hemos mencionado la chia en varias ocasiones por su contenido en ácidos grasos esenciales, por su contenido en grasas saludables y sus propiedades antinflamatorias  e incluso hemos preparado algún desayuno, batido y pan con ella, pero ahora vamos a analizar un poco sus propiedades.

La chia, de la cual usamos las semillas, es originaria de México, Guatemala y Nicaragua y es una de las especies vegetales con mayor concentración de ácido graso alfa linolénico (omega 3) de la naturaleza.

En la américa pre colombina la chia era un alimento básico en las culturas de México, solo superado en importancia por el maíz y los frijoles. El cultivo de la chia desapareció durante las colonias salvo en limitadas áreas remotas donde perduró hasta finales del siglo XX cuando un proyecto comercial conjunto de varios países de américa reimplantó su cultivo.

Propiedades:

Las semillas de chia son ricas en ácidos grasos omega 3, antioxidantes, calcio, fibra y proteínas, convirtiéndolas en un superalimento muy completo.

Debido a que absorben diez veces su peso en agua formando un gel voluminoso producen un efecto saciante.

No solo son ricas en calcio, sino que ademas contienen boro, que ayuda a la absorción de este ultimo. También contienen 3 veces mas hierro que las espinacas y 2 veces mas potasio que los plátanos.

Por si esto fuera poco son una fuente de cobre, magnesio, manganeso y zinc.

Son de ayuda a los pacientes con diabetes ya que ralentiza el proceso de convertir en azucares simples los carbohidratos, contrarrestando así los “picos” de glucosa.

Como tomar la chia:

Como ya hemos mencionado, la chia tiene la capacidad de absorber agua, hasta diez veces su peso, asi que una de las maneras de tomarla es dejando que absorba agua, bebidas vegetales o zumos haciendo una gelatina, muy útil en desayunos, postres y meriendas.

Por esta misma capacidad de absorber agua la podemos usar de espesante en multitud de platos.

También la podemos usar en seco, donde nos permitirá añadir un suave sabor a nuez a nuestros platos.

Otra manera de prepararlas es en postres y panes, añadiendo así una nueva textura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: