La Canela, una especie muy saludable.

Seguramente todos conocemos la canela y estamos acostumbrados a usarla como condimento en postres. Lo que no no todo el mundo conoce son sus propiedades.

Hay documentos chinos que ya hablan de la canela en el 2800 a.C. y aunque originalmente se cultivaba en Ceilán en la actualidad el cultivo esta extendido por el continente americano y oriente.

Se extrae de la corteza del árbol de la canela y se comercializa en canutillos de la propia corteza o en polvo. Para uso terapéutico se también se comercializa el aceite de canela o en cápsulas.

Existen dos variedades principales de canela, la cinnamomum verum o canela de Ceilán y la cinnamomum cassia o canela cassia. La canela de Ceilán es la original y la más apreciada en Europa. La canela de Ceilán es de un marrón más claro con un aroma más delicado y de sabor dulce. La canela cassia es de un marrón mas oscuro, los canutillos están formados por una sola corteza gruesa, es de olor fuerte y de un sabor ligeramente picante.

Canela de Ceilán

Propiedades de la canela

El consumo habitual de canela reduce los niveles de azúcar en sangre y combate la resistencia a la insulina. Para ello lo idóneo es consumirla en ayunas y después de las comidas.

La canela tiene propiedades anticoagulantes y su consumo frecuente favorece la circulación de la sangre. Este efecto se ve reforzado por las propiedades antiagregantes, antiescleróticas y antitrombóticas de la canela.

Por sus propiedades anti inflamatorias y antibacterianas y por su efecto equilibrador de la temperatura corporal es muy útil para reducir los efectos de los resfriados. Se emplea su aceite en uso tópico para combatir hongos en la piel.

La canela ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

La canela favorece la digestión y evita las flatulencias.

Sus compuestos fenólicos convierten a la canela en un potente antioxidante.

Se ha comprobado que la canela tiene efectos relajantes y afrodisíacos.

Uso terapéutico

Canela cassia

Cuando usamos la canela simplemente como condimento la cantidad que tomamos es pequeña, pero si vamos a tomar grandes cantidades es preferible tomar canela de Ceilán.

La canela cassia tiene altas concentraciones de cumarina que es moderadamente tóxica para hígado y riñones por lo que si tomamos grandes cantidades puede tener efectos perniciosos.

Por el contrario, la canela de Ceilán tiene muy poca concentración de cumarina, por lo que su consumo es seguro.

Publicado en Alimentación, Estilo de Vida y etiquetado , , .

Deja un comentario