Herbolario A Semente

Agricultura Ecológica

Muchas veces nos hemos encontrado productos con la etiqueta de ecológico, BIO, AB y otras pero ¿Que quiere decir? ¿Porque hay tantos sellos diferentes?

Agricultura Ecológica

Foto de un bancal profundo en un hueto familiar ecologico por Zentolos

Foto de un bancal profundo en un huerto familiar ecológico por Zentolos en Flickr

Los Términos Ecológico, Biológico u Orgánico son sinónimos, simplemente en algunos países hay mas tradición de usar un termino u otro. Los Anglosajones suelen preferir organic (Organico), en España se suele usar el término Ecológico, en Portugal Alemania y Francia se suele usar biológico (biologique en Francia y biologische en Alemania.

La Agricultura Ecológica, Biológica u Orgánica se caracteriza por:

  • La utilización de semillas no modificadas genéticamente o transgénicos. Lo que en algunos productos aparece con el sello IP, de Identidad Preservada
  • Que no se empleen productos químicos de síntesis u organismos genéricamente modificados ni para el abono, ni para combatir las plagas ni para los cultivos.

La Agricultura Ecológica busca la obtención de alimentos mas saludables, de mayor calidad nutritiva y de manera sostenible.

¿Por qué son mas caros?

Los productos ecológicos, al no estar genéticamente modificados para aumentar su rendimiento ni resistir plagas, al no usar abonos ni pesticidas de síntesis, ni producen el mismo rendimiento que los que si lo hacen ni son tan resistentes a las plagas, haciendo que su producción sea menos rentable, algo que termina reflejándose en el precio.

¿Que pasa con las certificaciones o sellos?

En la Unión Europea el uso de los términos Ecológico, Orgánico o Biológico en productos agrícolas y ganaderos destinados al consumo humano y animal están protegidos y regulados, así como los prefijos eco y bio y la traducción de estos términos a todos los idiomas de la unión.

Aunque los requerimientos varían en cada país, todos cumplen unos principios básicos:

  • Evitar organismos genéticamente modificados y elementos químicos de síntesis, tales como fertilizantes, pesticidas, antibióticos o aditivos.
  • Usar suelos de cultivo en los que no se hayan empleado productos químicos durante tres o más años.
  • Mantener una separación física estricta entre los productos ecológicos certificados de aquellos sin certificación.
  • Someterse a inspecciones periódicas in situ.
  • Llevar un control documental del proceso de producción y ventas del producto.

En España la certificación de productos ecológicos esta delegada a las comunidades autónomas, habiendo optado algunas por organismos públicos, otra por organismos privados y algunas por ambos, de ahí viene que en el mercado español nos podamos encontrar tantas etiquetas diferentes que vienen a decir lo mismo.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: